Periodismo implicativo en busca de la verdad absoluta

P5060674La semana pasada, los alumnos de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche, y todo el personal docente de la licenciatura, tuvo el enorme privilegio de disfrutar de dos jornadas dedicadas a uno de los periodistas más influyentes del siglo XX, y verdadero referente de un nuevo género periodístico, el de formar parte activa de la realidad que se está observando, Ryszard Kapusciniski.

Como si del método Stanislavski se tratase para el mundo de las artes escénicas, Kapuscinsiki se adaptaba a la cultura de los lugares que visitaba, vivía de acuerdo a las condiciones que se encontraba en los países en los que desarrollaba su tarea. Se convertía en un habitante más de las ciudades que le acogían. De esta manera conseguía unos reportajes cercanos, verosímiles, hiperrealistas, construía una realidad general, global, histórica, desde un punto de vista muy concreto, muy particular, muy personal. Conseguía generalizar a partir de las peculiaridades más ínfimas.

La primera de las charlas, centradas en la obra “El Imperio”, estuvo protagonizada por Rubén Torres, que ofreció una perspectiva politológica de la obra del autor polaco, y por Agustín Vico, que ofreció un punto de vista puramente periodístico. “El Imperio” puede considerarse como el mejor relato existente sobre la formación y caída de la Unión Soviética, y de las terribles consecuencias que para millones de personas tuvieron los períodos de gobierno dominados por líderes obsesionados con delirios de grandeza y de locura, que más que contribuir al crecimiento de su nación provocaron un empobrecimiento social y colectivo lamentables.

Uno de los puntos principales del debate en torno a la figura del escritor polaco, fue el de catalogar su trabajo dentro de los géneros periodísticos tradicionales, y las conclusiones a las que se llegaron fueron muy variadas. Evidentemente, un trabajo como el que realizó Kapuscinski, basado en sus interminables viajes por los inmensos territorios de la antigua URSS, exige recurrir a la entrevista, para palpar el ambiente de los lugares que se visitan, conocer la cultura, la personalidad local, el trato humano, …, y la crónica, recurriendo fácilmente a resumir cronológicamente las etapas del viaje, y extraer las conclusiones periódicas del progreso del camino realizado.

Pero analizando todo su trabajo en conjunto, no queda más remedio que rendirse a la magistral contribución del periodista al género del reportaje, entendido desde múltiples aspectos, desde el reportaje en profundidad, haciendo referencia a elementos minuciosos y detallados de toda una civilización, hasta llegar al reportaje historiográfico, ya que proporciona información y datos suficientes como para entender, desde la posición del lector, la realidad y la verdad que nos está trasmitiendo. Tal y como apuntábamos más arriba, se trata de alcanzar el contexto, partiendo del origen.

P5080717Al día siguiente, fue el turno para Malgorzata Kolankowska y Agata Orzeszek, auténtica políglota, y referente del universo Kapuscinski por haberse encargado de traducir del polaco la inmensa mayoría de la obra del periodista merecidamente homenajeado durante estas dos sesiones. En esta ocasión, la línea argumental seguida por las conferenciantes fue la de acercarse al autor de “Ébano”, y de “Encuentro con el otro”, por el camino de su biografía, realizando una radiografía muy completa sobre su currículum profesional, y contando anécdotas muy curiosas, como que fue el encargado de actuar como corresponsal, único y solitario, tanto en Asia como en África, con el volumen de trabajo que lleva implícito encargarse de la información que genera un continente entero por sí solo.

Como último apunte, Agata Orzeszek desveló un detalle muy particular del estilo de Kapuscinsiki, su verdadera fijación por extraer conclusiones sociológicas y culturales de un elemento, a priori, tan insignificante, más allá de lo puramente estético, como el que supone el calzado de la gente, que según el intelectual polaco reflejaba tanto la posición social como intelectual e incluso laboral de cada individuo. Un simple detalle más en esa capacidad extraordinaria de saber llevar hasta el infinito la particularidad más diminuta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: